¡Txotx! Vuelve la temporada de la sidra

Nuevo año, nueva temporada

Nuestra siempre esperada temporada de sidrerías dará comienzo el 12 de enero.  Aunque este año el tradicional “txotx”  tendremos que hacerlo todavía bajo algunas restricciones sanitarias, nada nos va a impedir disfrutar de la tan adorada bebida de manzana y un exquisito menú. 

Cosecha abundante y de gran calidad

Parece que las sidras de este 2022 se presentan variadas y con un poco menos de graduación que el pasado año. Los entendidos nos dicen que esta cosecha ha sido abundante y con manzanas muy sanas, logrando así sidras variadas, aromáticas y ligeras. ¡Habrá que probarlas! ¿Sabías que dentro de la Denominación de Origen Euskal Sagardoa se ha elaborado el triple de litros de sidra que el año pasado? En la cosecha del 2021 se han utilizado algo más de 4 millones de kg de manzana. Hay infinitas variedades: dulces, ácidas, amargas… Cada una dará un matiz diferente a la sidra.

Eso sí, las sidras con Denominación de Origen Euskal Sagardoa - Sidra Natural del País Vasco deben estar elaboradas 100 % con manzana autóctona, ¡y hay unas cuantas! Se pueden utilizar más de 25 variedades para hacer sidras con diferentes toques de sabor.

montaje2

Pero… ¿Qué es eso del “Txoootx!”?

Además de ser todo un ritual, aquello que se grita en la apertura de la temporada de la sidra o cada vez que se abre una kupela (la barrica donde se guarda la sidra), “txotx” significa palillo euskera. Antiguamente los compradores de sidra hacían las catas directamente de la kupela. A cada una de ellas se le hacía un agujero para agilizar la degustación y se tapaban después con sebo. Para abrirlas de nuevo se utilizaba una varilla de metal llamada ziria. Este invento evolucionó con el tiempo, se eliminó el sebo y apareció el txotx o palillo, ya que era más cómodo y rápido a la hora de abrir y cerrar las kupelas.

montaje3

Experiencia inolvidable

No importa si de pie o sentados, el ambiente de una sidrería, la mezcla de olores y sabores, hay que vivirlo. Desde la tortilla de bacalao pasando por el chorizo o la chuleta hasta llegar al queso con membrillo  y nueces… (Esto es parte del menú tradicional, pero también tienes más opciones). Todo ello siempre  acompañado por una buena sidra. Estar en una sidrería significa sumergirse dentro de un pedacito de la cultura vasca. Es un lugar donde la gente va dispuesta a reír y gozar. ¡El placer está asegurado!

montaje4 2

 

X