Isla Santa Clara

passport-memorandum-isla-santa-claraFoto: The Passport Memorandum

Pocas ciudades pueden presumir de tener una isla en plena bahía y San Sebastián es una de ellas. Puede disfrutarse de su pequeña playa con vistas a la ciudad, una piscina de agua natural, de los paseos hasta el singular edificio del faro, de los senderos con sus merenderos o los cafés en la terraza del bar. Su cercanía respecto a las playas de la bahía también hacen posible el acceso a nado durante todo el año.

motoras-de-la-isla-isla-santa-claraFoto: Motoras de la isla

Ondarreta es el punto de salida ideal para nadar el medio kilómetro de travesía hasta la isla de Santa Clara. El trayecto es toda una aventura que muchos padres realizan en compañía de sus hijos. A medio camino cuentan con varias plataformas (los famosos gabarrones) con trampolines y toboganes en los que poder hacer un descanso.

motoras-de-la-isla-isla-santa-clara-playaFoto: Motoras de la isla

La isla, declarada Centro Histórico de Interés Nacional hace 40 años, cuenta en la época veraniega con servicios de hostelería y vigilancia, lo que permite que se disfrute de baños en el embarcadero, en la playa, o en sus rincones escondidos.

 

Varios datos Curiosos de la Isla Santa Clara

  • Cuando la peste asoló la ciudad en 1597 a los contagiados se les trasladaban a la Ermita de la Isla Santa clara. Donde actualmente encontramos el faro se levantaba la Ermita Santa Clara.
  • En la isla vive una lagartija conocida como lagartija ibérica de San Sebastián o lagartija de la isla de Santa Clara (Podarcis hispanicus sebastiani) es una subespecie endémica que únicamente se encuentra en la isla de Santa Clara, y en el monte Urgull.
  • La isla tiene su propia fiesta. En septiembre, a finales del verano, la Asociación de amigos de la isla organiza una comida, concursos, cabezudos... ¡El buen ambiente está asegurado!

 

 

 

X